Coulda, Woulda, Shoulda.

Coulda, Woulda, Shoulda.

Could have, would have, should have.

Podría, tendría, debería.

Podríamos extendernos y hacer un recuento de verbos en modo condicional, pero podríamos, lo que no quiere decir que lo hayamos hecho, lo que no quiere decir que vayamos a hacerlo. Podríamos. Una pretensión, una hipótesis.

Los verbos son acciones. Los verbos en modo condicional son acciones posibles, posibilidades.

Cuántas pretensiones murieron como verbos en modo condicional por no materializarlas.

Cuántas decisiones amorosas se enterraron en el arrepentimiento y en el olvido por nuestra incapacidad de correrlas de columna hasta hacerlas alcanzar un futuro perfecto.

Lamentablemente la vida no es tan simple. Ya sé, estoy parafraseando a cualquier psicólogo de bajo presupuesto que se está terminando un sánduche de obviedad. Me refiero a que en el día a día, en el tiempo real, en el aquí y ahora las cosas no se parecen a la imagen mental llena de luces de colores que les construimos influidos por la expectativa.

Ensayás frente al espejo un “te amo” que te sale con moño gordito, y cuando tenés a la persona en frente con mucha suerte le contás una anécdota intrascendente sin escupir mientras hablás.

Pero todo lo que muere como un verbo condicional adentro de nuestra cabeza, eso. Muere. Muere sin crecer, muere sin gestarse, pero no muere como algo vacío, muere peor, muere como posibilidad. Nadie mataría una posibilidad concientemente, a veces se te escapan de las manos.

Lo cierto es que todo lo que no pudiste decir o hacer se te acumula en una mochila imaginaria que te empieza a pesar en la espalda. ¿Nunca viste a una señora muy mayor absolutamente doblada hacia adelante? Exacto, no tiene nada que ver. Será un problema de espalda o algo. ¿Nunca viste a alguien cuya mirada ya no brilla? Va más o menos por ahí.

Uno hace lo que puede. Sí, es psicólogo eructó el sánduche. Pero yo te voy a explicar por qué tenés que abrazarte a este concepto, que va mucho más allá de vos:

Los verbos en modo condicional se mensuran según su peso respecto de la influencia que tienen sobre las personas gramaticales y alcanzan su pico máximo en la tercera persona del singular. En él, o en ella.

Qué hubiera pasado si ella me decía que me amaba, que sería de mí si él me hubiera elegido, qué hubiera sido de nosotros si él no hubiera tenido miedo, cómo estaría ahora si ella no me hubiera dejado.

Adentrarse en el terreno de los condicionales ajenos es una bala que te forma un Ta Te Ti perfecto entre el corazón, el estómago y el apéndice.

Lamentablemente uno no puede angustiarse por lo que el otro no puede hacer. Eso te llena de resentimiento, de rencor, no te sirve para vivir. No evolucionás, te estancás en este tiempo-nebulosa de hipótesis que puede extenderse mucho más de lo que debería (va a extenderse mucho más que lo que debería).

Hay que aprender a aceptar las limitaciones del otro y entender que si no pudo, no supo o no quiso; eso es lo que es, y está bien.

Y es una mierda, pero es lo que es, y está bien.

Demandar algo que el otro no puede dar (aunque te conste que existe) es forzar; y cualquier cosa forzada se ve y se siente fea, rara, es un despropósito, no es natural.

Tampoco se puede vivir a la espera de que el tiempo verbal comience a mutar para hacerse factible por obra y gracia del Señor, sobre todo si el otro no demuestra voluntad.

Y siempre hay que atenerse a las consecuencias de lo que se pierde a la hora de no trasladar al plano material todos los quizaces que nos revolotean por la cabeza.

 

Coulda, Woulda, Shoulda.

Podría, tendría, debería.

 

Podría seguir escribiendo, tendría que terminar e irme a dormir, debería haberme dicho lo que realmente sentía por mí. Uh, la cagué.

Anuncios

7 comentarios en “Coulda, Woulda, Shoulda.

  1. Podría decir que es genial, genial, genial.
    Tendría que decirlo y no me equivocaría.
    Debería enterarse todo el mundo lo bien que escribía.

    Ma sí… lo digo sin temor: estuviste genial, genial, genial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s